¿De dónde vienen los morfemas? Una explicación moderna para una intuición antigua

25 May

Como viene siendo habitual en nuestras reuniones anuales, en el pasado Encuentro de Morfólogos (celebrado en la Universitat Autònoma de Barcelona los días 7 y 8 de mayo de 2015) se presentaron diversos pósteres que mostraban trabajos en curso de jóvenes (y no tan jóvenes) investigadores.

Dado que se trata de trabajos en vías de realización –sometidos, por ello, a posibles críticas, sugerencias y comentarios de ayuda–, hemos considerado interesante dedicar un post individual para cada uno de los pósteres presentados.

¡Serán muy bienvenidos los comentarios de los lectores de este blog!

Empezamos con…

MENDÍVIL Poster-Barcelona-2015

¿De dónde vienen los morfemas? Una explicación moderna para una intuición antigua

José-Luis Mendívil Giró

Universidad de Zaragoza

jlmendi@unizar.es

En el seno de una concepción minimalista como la de Chomsky, el lenguaje humano es esencialmente un “lenguaje interno” universal formado por un sistema computacional vinculado al sistema conceptual-intencional. La externalización de ese lenguaje interno (la conexión con los sistemas sensorio-motores) está expuesta a aprendizaje y, por tanto, a cambio histórico. Proponemos un modelo en el que la unidad esencial de la externalización del lenguaje es la palabra, entendida como la vinculación mínima estable entre derivaciones sintácticas uniformes y formas fonológicas diversas. La palabra, y especialmente su morfología, es entonces la unidad básica de la diversidad estructural de las lenguas. Dicha diversidad debería seguirse entonces de los cambios lingüísticos.

Por su parte, si la arquitectura del lenguaje interno está biológicamente determinada, los cambios lingüísticos únicamente pueden afectar a la morfología y a la fonología, todo lo cual encaja adecuadamente con la intuición de que la diversidad de las lenguas es mucho más acentuada en el ámbito léxico que en el sintáctico.

Se predice entonces que la morfología no es un componente generativo del lenguaje humano, ni los morfemas son entidades primitivas del sistema computacional o del sistema conceptual. Por el contrario, la morfología es parte del sistema de interfaz entre el sistema computacional y los sistemas sensorio-motores, y los morfemas son el resultado del reanálisis histórico de estructuras sintácticas en el proceso de emparejamiento de éstas con formas fonológicas estables.

La existencia de palabras complejas no es sino consecuencia del reanálisis de estructuras materializadas por palabras simples como estructuras realizadas por palabras complejas. El ámbito de la morfología es el ámbito de la memoria y los morfemas son entonces producto de los recursos de la memoria para su optimización, el reino de la analogía.

1. MENDÍVIL. PÓSTER EN PDF. BARCELONA 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: